Distribución de baños en L

Posted By Decofilia / 14 noviembre, 2013 / 0 Comments

Terminamos la serie de distribución de baños con la última tipología estándar: los baños en L. Así, junto con los baños estrechos y alargados, su variante anchos y cortos, y los baños cuadrados completamos esta sección y pasamos a cocinas, que ya apetece… Es cierto que además de las que hemos visto puede haber mil y una tipologías más, con recovecos, mochetas varias, en diagonal, en chaflán, etc. pero ya se salen de la norma, por lo que con estas cuatro cubrimos el 80€ de los casos. No obstante si tenéis alguna duda, no tenéis más que dejarla en los comentarios ;-)

Los baños en L son relativamente sencillos de distribuir, ya que la L suele aprovecharse para dos cosas: o para poner la ducha/bañera o para colocar el inodoro. El colocar uno u otro dependerá de dónde tengas la bajante y del tamaño y anchura de la L: si es estrecha o ancha, si es profunda o corta, etc. pero en general esa es la regla. Además, en los baños pequeños lo ideal será colocar puertas correderas, pues liberará el espacio para aprovecharlo al máximo.

Algunas pautas generales que podemos daros para distribuir baños en L:

a) Cuando la L mide menos de 70cm de ancho será mejor colocar un inodoro que una ducha (o bañera), ya que estas últimas, para que sean cómodas y no te des con los codos en la mampara al lavarte la cabeza necesitan esa anchura como mínimo.

b) Si tenemos una puerta frontal, colocaremos el lavabo enfrente de la puerta, en la L la ducha y al otro lado del lavabo el inodoro. Si la bajante la tenemos en la L, también podremos colocar ahí el inodoro (enfrentado al bidé si tenemos una L lo suficientemente larga) y la ducha, más corta, al otro lado del lavabo, de muro a muro.

c) Si tenemos una puerta lateral, pondremos el lavabo en la esquina, a continuación el inodoro y en la L la ducha. No al contrario porque las dimensiones de la ducha nos impedirían llegar a la zona de inodoros.

d) A veces, según la distribución del resto de la casa o la conveniencia y si la L lo permite, también podremos usarla para entrar. Es decir, utilizar ese espacio para entrar al baño y el rectángulo restante para colocar los sanitarios (en este caso actuaríamos como en el caso de baños estrechos y alargados con puerta lateral: el lavabo en la esquina por donde entramos, a continuación el inodoro y al fondo, de muro a muro, la ducha.

En este último caso, la L tiene que tener un mínimo de 75cm por la parte exterior (ya sea lateral o frontal, ya que una puerta estándar de baño mide 62,5cm pero con la jamba (el marco, para entendernos) se nos van unos 12-15 cm más. Es una opción que aprovecha menos el espacio, pero es útil para baños pequeños cuando por la razón que sea no puedes colocar una puerta corredera en el muro más ancho y por tanto si colocas una batiente casi te darías con los sanitarios.

Os dejamos unos planitos para ilustrar estos ejemplos por si no han quedado demasiado claros.

Cómo distribuir baños pequeños en forma de L

Cómo distribuir baños pequeños en forma de L

Cómo distribuir baños pequeños en forma de L

 

 

decofilia

Blog de decoración con múltiples ideas para decorar viviendas, locales u oficinas. Miles de trucos, tips para aprender a decorar y mucho más...

Related Posts

No comments

No comments

Leave a reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.