Teoría del color: El círculo cromático (III)

Posted By Decofilia / 6 agosto, 2013 / 0 Comments

En esta tercera y última nota sobre el círculo cromático nos vamos a centrar la aplicación práctica de los colores del círculo: las distintas combinaciones de colores que nos servirán para decorar nuestras casas.
En realidad, las combinaciones son genéricas y sirven para cualquier cosa (ya sea moda, interiorismo o arte, por poner un ejemplo), por lo que no sólo te servirán a la hora de decorar sino a la hora de aplicar el color a cualquier ámbito donde lo necesites.

En teoría del color existen 6 combinaciones clásicas a partir de las cuales podemos obtener otras variantes. Veamos todas ellas:

1. Monocromática

Es una combinación basada en un solo color (por ejemplo, el rojo). De hecho más que una combinación podría considerarse como el empleo único de un color, pero en realidad se puede combinar con matices del mismo tono aclarado u oscurecido, pero no con otro tono (por ejemplo, un rojo intenso con otro más pálido que se obtiene al añadirle algo de blanco).

2. Análoga

Esta combinación mezcla 3 colores del círculo adyacentes entre sí (por ejemplo rojo, rojo anaranjado y naranja). Es una de las combinaciones que más funcionan en decoración sobre todo en combinación con tonos neutros (blancos, negros o grises)

3. Complementaria

Combinación atrevida que mezcla 2 colores opuestos en el círculo (por ejemplo el verde y violeta). En este caso se obtienen interiores con mucho carácter y color, por lo que hay que tener cuidado con la mezcla elegida, ya que algunos complementarios funcionan mejor que otros. Obviamente si se eligen colores complementarios en tonos vivos el resultado será mucho más potente que si se opta por los mismos tonos en gama pastel (con mucho blanco añadido).

4. Complementaria-dividida

Es una variante de la combinación anterior, en la que se mezcla el color elegido con los dos que tiene justo enfrente. Funciona bastante bien y es algo menos potente que la complementaria pura.

5. Tríada equidistante

Resulta de la combinación de 3 colores situados a igual distancia en el círculo (ej. rojo, amarillo y azul). Genera grandes contrastes y se ha utilizado mucho en arte sobre todo con los 3 colores primarios (muy típico del pintor Mondrian)

6. Tétrada equidistante

Se basa en combinaciones de 2 pares de colores complementarios. Hay que elegirlos muy bien para guardar el equilibrio, ya que como hemos comentado antes, las combinaciones complementarias resultan muy rotundas y potentes.

Obviamente, aunque estas son las combinaciones clásicas, uno luego puede introducir sus propias variantes, como cuando un curso de cocina uno aprende a hacer la base de un pastel y cuando ya es un repostero se puede permitir el lujo de experimentar saltándose las reglas ;-) No obstante, cuando uno es principiante puede guiarse por estas combinaciones.

¿Queréis ponerlas en práctica? imaginemos que vais a decorar el salón: elegid un color que os guste, tomad el círculo y probad las distintas combinaciones. Elegiréis aquella con la que os sintáis más cómodos. Habrá gente que prefiera salones alegres y llenos de color y otros los preferirán más suaves, serenos y sin tanto contraste. ¡Ambas opciones serán adecuadas aplicando las reglas del círculo!

decofilia

Blog de decoración con múltiples ideas para decorar viviendas, locales u oficinas. Miles de trucos, tips para aprender a decorar y mucho más...

Related Posts

No comments

No comments

Leave a reply

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.